17 jul. 2012

Ring.


Anoche soñé que estaba en mi rincón del cuadrilátero y sonaba la campana que abría el primer round contra el mismísmo Mohamed Alí que estaba con su shorcito a rayas rojas y todo. No había avanzado un metro cuando Cassius Clay me encajaba una piña de esas que cuando las pasan en cámara lenta ves como se te arruga hasta la oreja y chau, me fui a la lona, caí como bolsa de portland, y cuando el árbitro iba por dos yo ya estaba tan pero tan dormido que no me pude levantar nunca más. Por eso llegué tarde. Disculpen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario